Temores comunes poco antes de parir

Que salga muy feo
Es frívolo y espantoso, pero… ¿A que asusta que la criatura salga horrenda? ¿A que da pánico que tus amigos piensen “joder qué cosa más fea” cuando vean su primera foto en el Facebook? ¿Temes que la cara de tu niña se convierta en un tema “tabú”? Pues no te preocupes: todos los recién nacidos son guapos. O feos. Yo qué sé: te los tienes que quedar igual. Le harás millones de fotos y, dentro de meses, verás que era como un roedor senil, pero ya te habrás acostumbrado y no te dejarán cambiarlo.

barriguitaplayera

Que no nos deje dormir
Tampoco te preocupes: va a pasar. Primero serán los gases. Después no sabrás el qué. Después los dientes. Otra vez no sabrás qué. La bronquiolitis. Los moquitos. Las pesadillas (¿sueñan los bebés modernos con desempleo y delincuencia juvenil). Y luego vendrán las saliditas de marcha, el Interrail, que se quiere ir a vivir a Argentina al terminar la carrera… ¿Querías dormir? Pues haber adoptado a un lirón.

Que algo salga mal en el parto
Puede pasar. Pero al final todo se arregla: yo mismo nací tras días de agonía y fórceps y ahora soy una persona normal, más allá de que no sepa pronunciar la “s” y parezca gilipollas. Zí, las cosas pueden salir ziempre mal, pero también pueden torcerse después. Caerse a toda velocidad del triciclo. Que le apuñale un compañero en la guardería. Que sea concejal del PP. Confía en tu chica y en esos médicos a los que no volverás a ver en la vida, y deja que la vida decida por ti…

¿Seguiré deseando a mi pareja?
Esto vale para ambas partes, porque no os creáis que ella va a ser la única perjudicada: bienvenidas arrugas, patillas plateadas, en algunos casos alopecia y barriguismo ilustrado. ¿Te crees que así tu pareja te va a desear como antes? Pues lo malo es que… Sí. Así son las mujeres, macho: insaciables. Así que ponte las pilas y vuelve a portarte como un potro desbocado, a ver si ella va a conocer a un turbolover en las clases de Pilates y te vas a quedar sin madre y sin bebé. ¡Fornifollad, fornifollad malditos, y con un poco de suerte tenéis después otro y entráis otra vez en el bucle!

¿This is the End?
Claro. De tus días. ¿Y? Ya no eres tú: eres Tú 2.0. Tómatelo a lo Bill Gates: has reseteado y acabas de entrar en Windows. Virus, descargas (sobre todo de talegos de tu bolsillo), actualizaciones constantes… El horror. Eso sí: si la criatura triunfa en algún deporte o se lía con Berlusconi, a lo mejor puedes vivir bien tu vejez. Mientras, serás como un americano en El expreso de medianoche: sé fuerte.

Anuncios

Acerca de rafavidiella

Mi cabeza es enorme y no sólo contiene agua, humos tóxicos y vísceras. Aparento despreocupación e irracionalidad, y eso es lo que la rellena. Como casi todo lo pierdo, aquí será posible encontrarlo.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Temores comunes poco antes de parir

  1. ¡Esto es desdramatizar los miedos a lo grande! ¿Piensas que algo puede salir mal? Pues no te preocupes, que tus temores de ahora no son nada comparado con lo que te queda por pasar en tu futura vida como padre. ¡Sabio consejo! Nos lo iremos aplicando desde ya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s