8ºB

Nos repitieron mil veces que habría que esperar al futuro para saber quiénes somos, pero resulta que es el pasado quien siempre nos enfrenta a nosotros mismos.

colegioSi el olor de un ingrediente nos trae periódicamente a la boca la tarta de la niñez, qué decir de la foto que nos conduce a la fuente del colegio, a los gritos selváticos del recreo o al intentar, esta vez sí, encestar ese lanzamiento que nunca conseguimos meter. Debía de ser septiembre de 1988 y cada cual tenía, en ese instante, su gesto. En el inmenso océano que son nuestras vidas líquidas esa gota de fugacidad perduró. A unos, que pensaban en la reciente pillería de esa mañana, les cogió con una sonrisa en la cara. A otros, ofendidos por algún insulto mientras bajaban al patio, les cazó con un gesto severo. ¿Cómo nos habrá retratado la vida? Creímos que de ahí saldrían genios universales, descubrimientos insólitos y algún que otro amor eterno, y resulta que todo se redujo a un fogonazo de luz, toneladas de recuerdos y esto que somos ahora. La foto es irrecuperable y eterna, pero basta un parpadeo para volver a ser ese niño e intentar hacerlo todo mejor esta vez.

Anuncios

Acerca de rafavidiella

Mi cabeza es enorme y no sólo contiene agua, humos tóxicos y vísceras. Aparento despreocupación e irracionalidad, y eso es lo que la rellena. Como casi todo lo pierdo, aquí será posible encontrarlo.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s