Dolores

Son muchas satisfacciones, vale, pero también unos cuantos dolores. De espalda y cuello, por ejemplo, por lo que empieza a pesar esta larva. De oídos, creo que por los chillidos que profiere cuando le sacamos del baño (su momento Esther Williams del día). Y otro dolor más agridulce y extraño: el de sentir que empiezo a conocer a mis padres en una faceta que no me había planteado.

Porque sí, heroicos padres modernos: hace siglos, nuestros progenitores también tuvieron que criarnos. No nacimos siendo lo listos, autosuficientes y libres que creímos ser después. Antes, mucho antes, éramos pequeñas y blandengues máquinas de comer, vomitar y mear, cagar, llorar y ponernos malos. Nosotros no nos acordamos, pero seguro que su espalda y cuello sí. Preguntadles sobre el tema.

Eso me lleva a pensar  otra cosa… ¿Qué dirían y sentirían mis padres al bañarme y ver mi cara de renacuajo feliz? ¿Con qué motes, únicos y edulcorados, se referirían a mí? ¿Pensarían que eran los tipos más afortunados del mundo? ¿Se pelearían por quién calma, en plena noche, al pequeñín? O ya puestos… ¿Se imaginarían que su ternerito les insultaría y despreciaría en el futuro, como hice más de una vez?

No lo sé. Quizá sí. Prefiero no pensar mucho en ello, pero es posible que el ahora delicioso Teo trate a sus padres algún día como yo traté a los míos. Pero prefiero volver al principio. Porque he visto a mis padres felices y tristes, sanos y enfermos, orgullosos y enfadados, pero no les recuerdo con su bebé, yo, cuando no llegaba a tres meses. Debió de ser bonito y agotador para ellos… ¡Qué lástima tener tan mala memoria! ¡Espero que lo pasáramos bien!

Anuncios

Acerca de rafavidiella

Mi cabeza es enorme y no sólo contiene agua, humos tóxicos y vísceras. Aparento despreocupación e irracionalidad, y eso es lo que la rellena. Como casi todo lo pierdo, aquí será posible encontrarlo.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Dolores

  1. Fabuloso! Acabo de leerme TODAS las entradas de tu blog y aquí seguiré en las próximas

  2. Tappiattoni dijo:

    Tron tú que crees… Doña Maxi Y Don Rafael, pues igual que tú.
    Yo tb pienso eso, que nos portamos fatal cuando eramos jóvenes, y más con las influencias perniciosas de los amigotes, pero es lo que tocaba o no??? Ya nos pasarán la factura el Teo &Cia.
    Besos para los tres marica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s