Querida amiga lectora

Siempre tuve dos sueños: escribir el horóscopo (la sección más honesta de un periódico) y tener un consultorio. He fracasado en ambos anhelos pero, gracias a este blog, una amiga muy cercana que acaba de quedarse en estado me ha pedido información sobre cómo son las primeras semanas.

¿Odiaré a la humanidad, en especial a mi chico, durante estos nueve meses? ¿Seguiré durmiendo estas siestas, me crecerá pelo por todo el cuerpo y me transformaré en marmota? ¿Son peligrosos para el feto el café, el sushi o los informativos de Telemadrid? Los ascos, los vómitos, los gases.. ¿Cuándo empiezan? ¿Cuándo acaban? ¿Puaggggg…. Pffffschz?

Preguntas, sin duda, pertinentes, y que por el bien público, por España y, sobre todo, por esta anónima amiga me atreveré a responder.

“Querida Amiga Lectora,

Antes que nada, confirmemos tu estado de buena esperanza: hablemos de tus pechos. Nunca te había preguntado por ellos, pero… ¿Te duelen? ¿Nada más quedarte embarazada ya estaban como llenos de cosas y bultos? ¿Tienes miedo de que te exploten? Si has contestado a todo que sí y y no eres una actriz porno, sí: estás más preñada que una coneja.

Hablabas de tu carácter, pero recuerda… ¿Cómo eras antes de esperar a tu precioso bebé? ¿Un cruce entre Stalin y Mourinho? ¿Una especie de Mike Tyson pequeñito y melenudo? Si eras así, no le eches la culpa a ese pequeño garbanzo: lo tuyo es mala leche, sin más. Pero… ¿Eras cándida, inocente y dulce como una Infanta? Entonces sí, el Alien te ha cambiado.

Mi consejo es que no te preocupes por tu insoportable humor: lo sufren sobre todo los demás, así que no importa, y nadie te va a abandonar ahora que llevas ese tesorito encima. Grita, escupe e insulta, que no pasa nada. Ya verás, en cambio, lo chungos que son los arrebatos de inconsolable tristeza o los demenciales ataques de risa floja… Ya verás, ya verás.

Vamos ahora con los gases, vómitos y todas esas pequeñas cosas que hacen del embarazo una ininterrumpida performance. Los gases existen, es cierto, son muchos y huelen fatal, pero a tu chico no le importarán: que tú los tengas es una magnífica excusa para tirárselos él también y, así, disparar vuestra complicidad hasta límites (y hedores) insospechados.

Respecto a los vómitos… Sí, son frecuentes. Pero también las diarreas o el estreñimiento, el hacerse pis encima, las cándidas (nunca habías oído hablar de ellas, pero creo que son unos hongos horribles que harán que desees rascarte la vagina con un tenedor) y cosas todavía peores que prefiero ni mentar. En fin, una gozada.

Ya al final de tu carta, querida amiga, comentas que no sabes nada de bebés y que jamás has cambiado un pañal. No te preocupes: hay decenas de libros sobre el asunto que seguro comprarás y que no te servirán de nada, pero ya se ocupará tu bebé. Respecto a los pañales, yo tampoco había cambiado ninguno pero pronto fui un experto. Es como el origami, pero en guarro, y hasta es bonito: si su madre construyó su relación amorosa con Teo a base de teta y leche, yo lo hice eliminándole toneladas de meconio del culo y siendo meado en más de una ocasión. Así fue.

Espero, lectora, haberte ayudado. Muchas felicidades: cuídate, serás una magnífica madre y, seguro seguro, todo va a salir muy bien. ¡Y el engendrito será precioso, ya verás!

Anuncios

Acerca de rafavidiella

Mi cabeza es enorme y no sólo contiene agua, humos tóxicos y vísceras. Aparento despreocupación e irracionalidad, y eso es lo que la rellena. Como casi todo lo pierdo, aquí será posible encontrarlo.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s