Verano de 2012

Jamás olvidaré este verano, el primero que pasamos con nuestro hijo. El sol que no nos rozó, la arena que apenas pisamos, las felices horas de vómitos y diarreas a consecuencia del letal virus estomacal que Teo me pegó…

Jamás pensé que las vacaciones se convertirían en una cálida, húmeda y agotadora condena, pero cuando recogí a mi pequeña familia en la estación de tren y vi a Teo lo intuí: había cambiado. Parecía otro. Sudaba como un pollo, estaba recubierto de granos y ya no era sonrosado como en Madrid, sino verde. Dios me perdone, Teo, pero he de decirlo: con el clima litoral estabas un poquito feo.

Así fue, y así fue durante las dos semanas siguientes. El bebé tuvo buenos momentos (cómo olvidar sus lúcidas reflexiones sobre la devastación medioambiental de la costa andaluza), pero no, no era él. Apenas reía. Se mostraba melancólico. Y su textura gelatinosa y desfigurada le hacían parecer, más que un adorable cachorro humano, un anfibio fugado de algún campo de golf de la zona.

Cuando en vez de teta empezó a pedir moscas nos alarmamos, fantaseamos con llevarle al hospital de Conil y clamamos por la lejana Julia, la pediatra ausente. Vivimos dos semanas extrañas, en las que solo salíamos a la calle al amanecer porque después había luz, mucha luz, la mítica luz gaditana que trastornaba a nuestro bebé vampiro. O esperábamos a la tarde, al anochecer, cuando el viento soplaba con fuerza y atornillábamos a Teo al carrito para salir de paseo.

Jamás olvidaré este verano y el día que hubo que regresar. El dulce camino de vuelta. El volver a llenarme los pulmones con el aire de Madrid, cóctel delicioso de gases tóxicos.

Y, sobre todo, jamás olvidaré el entrar por la puerta de casa y abrazar a mi hermosa y ojerosa mujer y a mi hijo, espléndido, terso y bronceado, como siempre está en Madrid este diminuto urbanita.

Anuncios

Acerca de rafavidiella

Mi cabeza es enorme y no sólo contiene agua, humos tóxicos y vísceras. Aparento despreocupación e irracionalidad, y eso es lo que la rellena. Como casi todo lo pierdo, aquí será posible encontrarlo.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Verano de 2012

  1. Cata dijo:

    Rafa me haces reir con tus metaforas !!!! un abrazo a vos y a tu flia!!!!

  2. belentxi dijo:

    joe Rafa …jajaj..una vez leido entiendo los comentarios de tu mujé y sara…jaja..que caústicidad!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s